18 feb. 2010

STRACZINSKY: DENUNCIA A LA PARAMOUNT


JOE STRACZINSKY DENUNCIA A LA PARAMOUNT.
BABYLON 5 CONTRA DEEP SPACE NINE

Joe Straczinsky fue, sin duda, uno de los mejores guionistas de cómic y ciencia ficción de la decada de los 90 y aún hoy, aunque no tan en forma, sigue siendo una firma que al lector de cómic le da cierta seguridad cuando algunos otros de los grandes de antaño-Byrne, Loeb-se hallan en plena decadencia profesional. Por si fuera poco, Straczinsky siempre ha tenido algo a su favor: su capacidad de hablar bastante claro sobre temas que otros callarían o , al menos enfocarían de una forma que les pudiese ser más rentable. Por esta razón, la publicación de su archivo personal de cartas y mensajes-o al menos una buena parte del mismo-en internet con el nombre de JMSNews-se presenta como una golosina para el fan. Incluso para el trekker. Porque uno de los temas que en este archivo salen a relucir es su problemática relación con la Paramount a cuenta de Babylon 5, y de cómo esta cadena, a su entender, vino a copiarle la idea para montar y sacar antes que puidera estrenarse B5, DS9, una de las mejoers series trekers. Y, desde luego, la más original de todas. ¿Quizá por qué su origen no estaba en el universo trek sino fuera de él?
Por ejemplo, en una carta fechada el 4 del 2 de 1992 relata como envió a gente de la Paramount la idea básica de Babylon 5-"tengo correspondencia para probarlo", añade. Pero, ¿quiénes eran esta gente de la Paramount a la que informó sobre al idea básica de la Babylon 5? Straczinsky siempre ha salvado de la quema a dos nombres. Una y otra vez, y esto es importante que se diga lo primero: Berman y Piller. "¿Estuvieron Piller y Berman al corriente de B5 en algún momento?, no. De eso estoy seguro. Mi única duda es hasta qué punto esa gente (los ejecutivos de la Paramount) les dirigieron.". El hecho es Straczinski presentó su idea a la Paramount, esta la rechazó. Y cuando supieron que la Warner se aprestaba a llevar a efecto la serie propuesta por Strac -y cuya idea original él fecha en 1987- la Paramount sacó la artilleria pesada y se puso a trabajar sobre DS9. Porque, según opina Strac en otra de sus cartas, la Paramount no puede soportar que nadie le haga la competencia en series espaciales. Ellos tienen La Franquicia.Y a la Franquicia nadie le hace la competencia. Obviamente, el nombre de ST pesaba mucho, y, en si mismo hubiera debido valer para que la Warner se lo pensara dos veces antes de salir a dar la batalla. En realidad, cuando la Paramount dio la noticia sobre la serie que preparaba para continuar TNG, la Warner manejó contra su eterna rival llevarla a los tribunales por plagio. El recurso judicial hubiese paralizado la emisión DS9 durante meses, incluso quizá hubiera acabado con ella. Pero a un costo en dólares que la Warner no se quería emplear en abogados y litigios. Así que simplemente decidieron ir adelante con la serie y competir de tú a tú con la Paramount y DS9. Al fin y al cabo, cuando uno dispone de asesores como Harlan Ellison, y guionistas como Peter David, Neil Gaiman o el propio Straczinsky se puede competir de tú a tú con cualquiera.



Durante años Straczinsky ha mantenido esta versión de los hechos, sin descanso y de forma homogénea; las cartas que recoge sobre el tema en su archivo on line así lo prueban. Y tiene bastante documentación para acreditarlo. Por su parte, la Paramount nunca ha entrado en esta polémica. Nadie la obligó judicialmente y dado que la serie DS9 iba muy bien-como B5-, ¿para qué meterse en polémicas? De todas formas, crean ustedes que DS9 surge a partir de una especie de plagio de Babylon o que todo es una pataleta de Straczinsky, a estas alturas no es más una anécdota. Habrá que agradecer a Straczinsky y a la Warner que en lugar de llevar el asunto a los tribunales y paralizar DS9 , prefiriesen competir en el campo de la audiencia y de la buena ciencia ficción. De esa forma, la década de los 90 vio enfrentarse cada semana a lo largo de los años a dos excelentes series, que si bien al principio pueden tener planteamientos demasiado parecidos van adquiriendo personalidad distinta y distinto rumbo. Y aunque yo prefiero DS9, no puedo decir que la serie de Strac no sea también de las que más me gustan. Es cierto que, como comenta Straczinzky en otra de sus cartas, en la Warner gozó de una libertad que la Paramount nunca le hubieran permitido porque, en su opinión, con la que estoy de acuerdo, la Paramount siempre ha cortado las alas a todo guionista innovador-piensese en cómo alejaron al propio Roddenberry de los guiones de las peliculas a partir de ST II, de los magnificos guiones rechazados en los años 70 o en cómo en los 80 llegaron a despedir al guionista Peter David de la colección de comics Star Trek, porque en su opinión, algunas de las decisiones que tomaba Kirk en la serie no eran las que, según ellos, debería según estaba pensado y plasmado el personaje...Por supuesto, después lo volvieron a contratar y ahí sigue, como rey de la literatura trek. O, como último ejemplo, la salida precipitada de R. Moore de la franquicia cuando intentó presentar para Voyager ideas nuevas y originales...Y sí, estamos hablando del cerebro que está tras la nueva y aclamada Galactica: Ronald Moore. Ni siquiera en ese pseudo reboot que es Star Trek 2009 la Paramount apostó por salir de su politica conservadora y se limitó a repetir los clichés más tópicos del cine comercial; de hecho, es la película trek memos original y más conservadora-en el aspecto malo del término, que también los hay buenos-de toda la saga. Es la consagración de una politica que sacrifica la originalidad por el negocio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario